Los 46 cántabros postales

Tal vez Saparmurat le escribiera cartas a la chica que conoció en las vacaciones. Se pondría tierno -es lo que tienen estas cosas-, colocaría bien claro en el remite su dirección de Asjabad (uno siempre espera que le respondan) y se iría corriendo hasta correos para ponerle un sello. El que fuera. Puede que la figura de un golfista famoso. Tal vez un Seve. Sí, un Ballesteros. Porque Saparmurat es un nombre turkmeno (o turcomano) y Asjabad es la capital de Turkmenistán, que le dedicó un sello al genio de Pedreña. Allí, tan lejos. Y no es el único icono regional que ha recorrido mundo pegado con saliva. De Juan de la Cosa los hay en Cuba, Camboya, Congo, Nicaragua… De Altamira hasta en Venda, una república independiente que se anexionó Sudáfrica. Y a los de Mozambique les dio por un capricho. El de Gaudí, en Comillas. Son las curiosidades filatélicas cántabras. Hay muchas. Sin ir más lejos -y sin salirse de los límites de Correos en España- las 46 estampas que a lo largo de la historia se han vinculado a la región.

La primera, en 1944, con el escudo de la antigua provincia de Santander. De 75 céntimos. La última, la dedicada a la Virgen del Mar. «Querida amiga, te escribo…». Así empezaba Saparmurat.

Dice Constantino Ruiz que a la hora de hacer una colección de sellos cántabros en la filatelia se deben tener en cuenta tres apartados. El primero, el de personajes y motivos de Cantabria en lo relativo a Correos en España.El segundo sería el de los dedicados a los oriundos (pone como ejemplos a Concepción Arenal o Lope de Vega). Y, por último, quedaría el de motivos regionales en la filatelia mundial -Seve en Turkmenistán…-. Centrándose en lo primero, le salen 46 entre los más de 5.000 emitidos. Él es el vicepresidente de la Federación Filatélica de Cantabria (engloba a ocho asociaciones) y está escribiendo un libro sobre «la religión en Santander y Cantabria a través de los sellos». O sea, que sabe de lo que habla. Por eso explica que puede haber debates para incluir más. Y también que la lista será más amplia porque este mismo año habrá sellos dedicados a Peridis y la Casona Montañesa.

Los 46 cántabros postales

Dos nuevos motivos, dos nuevas historias. Cada sello tiene la suya. Del primero se tiraron un millón y medio de ejemplares, el segundo se lo dedicaron a Ramón de Bonifaz y Camargo (el que rompió las cadenas de Sevilla), el tercero se emitió con motivo del centenario de Marcelino Menéndez Pelayo… «El más caro es el de Torres Quevedo (el cuarto). Su tarifa era de 50 pesetas y correspondía al correo aéreo, que llegaba más rápido y por el que se mandaban menos cartas». La joya. «La ‘joyuca’ -matiza-. No es especialmente difícil de conseguir. Puede valer treinta o cuarenta euros o hasta más barato. De hecho, toda la colección (los 46) la puedes juntar por unos 150 euros. El que no la tiene es porque no se ha puesto a ello».

Potes (1964), Mogrovejo (1965)… El Día Mundial del Sello del año 67 lo dedicaron al arte rupestre con las cuevas de El Castillo, Covalanas y, por supuesto, Altamira. El bisonte es un clásico, lo más repetido. Hasta cuatro veces aparece en la lista. Siguiendo con el repaso, Ruiz destaca el que lleva la «marca prefilatélica de Corvera en rojo», el sistema previo a la aparición de los sellos (1850).

Trajes regionales, Concha Espina, Juan de Herrera… «El del Estatuto de Autonomía (1983) tiene el antiguo escudo, la estela y los Picos de Europa. En una serie dedicada a los estatutos salieron los de las comunidades históricas e inmediatamente después el de Cantabria. De los primeros». Argenta, Soñanes, Juan de la Cosa… Hasta llegar a 1995. Propicio para la filatelia cántabra. En la serie Barcos de época apareció el San Juan de Nepomuceno, «de los astilleros de Guarnizo». Y más. Porque ese mismo año se emitieron dos dedicados al Año Jubilar Lebaniego y en la habitual tirada de Navidad se eligió como motivo la Adoración de los Reyes Magos en San Martín de Elines.

Más sellos y más historias. El del Oso Pardo se presentó en Reinosa y allí se le puso el primer matasellos. El de la Carta de Juan de la Cosa -«la hoja bloque, en la que se incluye el sello es de las más bonitas»- lo pidió el Ayuntamiento de El Puerto de Santa María. En la serie para fomentar la correspondencia entre escolares contaron con hasta tres ‘dibujos’ cántabros y en el 2003, el motivo para el sello regional fue el centenario de El Diario Montañés.

Los 46 cántabros postales

Faros, traineras, autonomías, la curiosa forma del dedicado al antiguo Reino de León (picudo, en relieve y dorado), los Picos de Europa, la laredana Puerta de San Lorenzo… La casualidad -o la belleza- quiso que Pechón formara parte de la serie ‘Marca España’ (2014). Cada letra, un sello y para la ‘ese’ de ‘sol’ buscaron salirse de la postal del sur o del Mediterráneo. El norte también existe y alguien de Correos vio una foto de la playa cántabra. Flechazo postal.

En los últimos, mucho deporte. El adiós de Seve era obligado. Si hasta Turkmenistán le había hecho. También el Mundial de Vela. Y queda uno. Cuentan que entre los que se han hecho para celebrar centenarios futbolísticos no le hay más bonito. Cómo no te voy a querer…

Anuncios

100 años de Chuquicamata

En una ceremonia realizada en la Casa 2000 de Chuquicamata, Codelco División Chuquicamata y CorreosChile, dieron a conocer la emisión de seis sellos postales que celebran los 100 años de este emblemático mineral que cobijó por décadas a miles de habitantes.

A través de estos sellos, la empresa estatal quiere conservar en la historia una representación del campamento de Chuquicamata y a la vez reconocer el aporte de quienes fueron parte de sus operaciones desde sus inicios hasta hoy.

Esta conmemoración representa además un hito, ya que quienes trabajan en la compañía, serán testigos de la transformación del yacimiento minero a rajo abierto a una operación subterránea, lo que se traduce en que Chuquicamata prolongará sus operaciones y seguirá aportando al país por 40 años más.

“La emisión de este sello postal servirá para grabarlo en la historia y mantener viva la memoria de nuestro mineral. Agradecemos a CorreosChile que permite hacer realidad este importante testimonio que formará parte de los testimonios de esta significativa conmemoración”, dijo el gerente general de Chuquicamata, Sergio Parada.

Estos seis sellos postales fueron impresos en Casa de Moneda S.A. y su tiraje es de 30.000 unidades de cada ejemplar. En ellos se aprecia al Presidente de la República en 1915  Ramón Barros Luco, la Pala Mundial que operó por 22 años en la mina, una vista aérea de la mina Chuquicamata, el emblemático Arco que da la bienvenida a Chuquicamata, el Teatro Chile y la Parroquia El Salvador. Los sellos ya se encuentran  disponibles en todas las sucursales y agencias de CorreosChile de todo el país.

“Estamos muy orgullosos de participar en la emisión de estos sellos postales, que celebran los 100 años de uno de los yacimientos más importantes de nuestro país. Nuestra compañía estará siempre disponible para conmemorar hitos tan importantes como este”, dijo Leonardo Balmaceda, Gerente Zona Norte CorreosChile.

100 años de historia

El 18 de mayo de 1915, el presidente Ramón Barros Luco puso en marcha desde Santiago las operaciones de Chuquicamata, y con ello marcó el inicio de historias y recuerdos de quienes llegaron, nacieron y se desempeñaron en el campamento.

Chuquicamata está ubicada a 1.650 kilómetros al norte de Santiago y a 2.870 metros sobre el nivel del mar. Pertenece a la Corporación Nacional del Cobre de Chile (Codelco), primer productor de cobre del mundo y, además, posee cerca del 9% de las reservas mundiales del metal rojo.
Sus actuales operaciones a rajo abierto transitarán a subterránea, bajo el lema “Con la fuerza de nuestra historia, nos transformamos por Chile”.

Catedral de San Florin Vaduz

cathedrals stamps

Bóvedas de crucería son elementos típicos de la arquitectura gótica. En cada intersección principal de la bóveda, una piedra angular asegura la estabilidad de la estructura. Cuatro claves decorados con símbolos cristianos en la Catedral de St. Florin en Vaduz se muestran en los nuevos sellos especiales. El ‘Cordero de Dios’ (valor: 1,40 CHF) se encuentra por encima de la celebración del altar de la catedral, mientras que el ‘Pelícano’ (valor: 1,00 CHF), ‘Eagle’ (valor: CHF 1,90) y ‘León’ (valor : CHF 2.00) se encuentran en la nave de la iglesia. Dos motivos con ocho sellos cada uno se combinan en una sola hoja con una cuneta.

Toda la realización de la iglesia parroquial de Vaduz se hizo posible gracias a las generosas contribuciones del entonces príncipe Juan II (1840-1929), también llamado el príncipe Johann Bien. Pensó que era especialmente importante que la iglesia tenía un buen órgano calidad. El instrumento, que fue construido según los planos del compositor Josef Gabriel Rheinberger Liechtenstein, aún no se había completado cuando la iglesia fue consagrada en octubre de 1873 y llegó a Vaduz con cuatro meses de retraso. En ese momento, el órgano Steinmeyer era un instrumento extraordinario de dimensiones impresionantes del valle del Rin. Iglesia parroquial de San Florin fue elevada a la categoría de una catedral cuando Liechtenstein se declaró una arquidiócesis en diciembre de 1997. Fecha de emisión: 01/06/2015 Diseñador: Armin Hoop, Ruggell Impresora: Cesta

Islas australianas

australia islands stamps

Islas australianas son la fuente de algunos de nuestro terreno más impresionante y diversa. Las Islas de la emisión de sellos Australia presenta cuatro islas australianas a nivel del suelo, para destacar su natural, pero distinta, la belleza. Destacado son Phillip Island en Victoria, Lady Musgrave Island, en Queensland, Isla Bruny en Tasmania y el Archipiélago de Buccaneer en Australia Occidental, en sí una colección de alrededor de 1.000 islas de la costa de Kimberley.

La jirafa

estonia stamp

La jirafa salió del bosque de abetos sonriendo – imagínense la mirada en las aldeas vecinas para niños caras cuando lo ven. Tal vez piense que algo -habían there’s mal con el cuello de vaca! Pero no, pensó la jirafa, se trataba efectivamente de la vaca que le había invitado. Últimamente, se había aparecido a la vaca que ella no podía poner las cosas en perspectiva ya. Parecía como si algo necesitaba ser cambiado, pero ella no sabía qué o cómo. Así que fue hasta la jirafa ahora para mirar por encima del horizonte. Tal vez algo se podía hacer de otra manera.

Lotte

estonia lotte stamps

Gadgetville encuentra cerca del mar. Es un pueblo donde un concurso sobre nuevos gadgets tiene lugar en el día más importante del año, el Día del Inventor. Durante el largo y frío invierno los mejores inventores de la aldea inventan nuevos gadgets para demostrar a la gente en el pueblo en el Día del Inventor. Uno de los residentes de Gadgetville es Lotte, una pequeña pero enérgica niña cachorro, para quienes las 24 horas en un día claramente no son suficientes. Es porque ella inmediatamente tiene que aprender a silbar a través de los haces de los pies, encontrar el tesoro de los piratas desde el fondo del mar, coge una cuerda entre dos chimeneas y aprender a caminar sobre ella. Y luego hay que jugar a la rayuela, el seguimiento y el fútbol con sus mejores amigos, el gato Bruno y el conejo Albert.